21 nov. 2009

GACHAS MANCHEGAS

Esta receta es "Sin Gluten", pero desde luego no es, ni mucho menos, de "régimen". Es nutritiva y económica. Con muy poco dinero se puede llenar la barriga de un montón de gente.

El origen de las gachas se encuentra en la alimentación tradicional de los pastores y las gentes del campo de esta dura tierra manchega. Es un plato típico de invierno y, aun hoy, suele prepararse los "días de temporal".

Tradicionalmente se comen directamente de la sartén con un trozo de pan pinchado en la punta del cuchillo, pero con cuchara están también muy buenas.

Aunque hay tantas recetas como manchegos hay, voy a presentar una que podría llamarse "internacional" y apta para casi todos los estómagos.

En casa añadimos los ingredientes "a ojo", pero intentaré ser rigurosa en las cantidades. Bueno, vamos allá con las

GACHAS MANCHEGAS

INGREDIENTES (PARA 4 PERSONAS):

  • 2 dientes de ajo
  • 1 punta de guindilla o 1 "cayena" (opcional)
  • 2 chorizos frescos
  • 2 tiras de panceta de cerdo
  • 5 cucharadas soperas "con colmo" de harina de Pitos (titos, almortas... y otros muchos nombres dependiendo del lugar en el que os encontréis). Os dejo la entrada a la Wikipedia para los que no conozcáis esta leguminosa.
  • Agua
  • Sal

ELABORACIÓN:

  • Freir los dientes de ajo partidos por la mitad y reservar.
  • Freir el chorizo y la panceta. Hacia el final, incorporar la punta de guindilla. Cuando estos ingredientes estén fritos, reservaremos junto con los ajos.
  • En el aceite que hemos utilizado, rehogaremos la harina de almortas hasta que quede con un color dorado intenso.
  • Añadimos el agua (aproximadamente medio litro) mientras removemos para que no se formen grumos.
  • Incorporamos la panceta, el chorizo, los ajos y la guindilla.
  • Añadimos una pizca de sal.
  • Dejamos hervir unos minutos, hasta que adquieran la textura de unas natillas algo espesas.
  • Retiramos del fuego y nos ponemos a comer inmediatamente (frías no están muy buenas)
NOTAS:
Si se van a presentar en raciones individuales, es mejor que se haga en recipientes de barro previamente calentados, para que conserven mejor el calor. Pueden decorarse con unos "Picatostes" (rebanadas de pan frito)

Ojo, no es un plato para comer todos los días. El abuso de esta leguminosa produce una enfermedad llamada "latirismo" por el acúmulo en el organismo de una neurotoxina.

RESULTADO:



Este es el plato que presento a Hecho en mi Cocina #38

hemc #38 - comida de mi pueblo

Escrito Por: Storch // sábado, noviembre 21, 2009
Categorías:

16 comentarios:

  1. ¡Ufff! ¡Qué atracón de gachas! pero, claro, ya que las habíamos preparado para hacer la foto, no las íbamos a tirar... ¿no?

    El problema es que eran gachas para cuatro y sólo dos a comer... ¡Qué sacrificios hay que hacer por la blogosfera!

    ;-))))))

    ResponderEliminar
  2. Deduzco que Gandalf, sufridor comedor de gachas debe ser tu pareja no?,jaja, mi marido dice lo mismo, los sacrificios que tiene que hacer para no dejar nada en el plato y que yo pueda decir en el blog que no usé ni el lavavajillas de lo limpio que dejó el plato,jaja. Sólo he comido gachas una vez, y la verdad es que estaban buenísimas, y por los ingredientes que lleva la tuya ( no digo que no a ninguno) tenía que estar para rebañar hasta el final con esos picatostes. Un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡Estupendo plato! Seguro que esta receta tradicional manchega estaba riquísima.

    Además, siempre es buen volver a los platos que comían nuestros antepasados. Pero después de este plato hay que salir al campo como ellos, je,je,je.

    Besotes,

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
  4. Ana, Víctor, ese es el problema. Nuestros padres y abuelos se hartaban a trabajar en el campo después de comerse unas gachas y yo...

    Yo me he "pegado" una siesta de dos horas y notaba como iba formándose el flotador a mi alrededor.

    ;-)))

    ResponderEliminar
  5. Gandalf Me admira tu don de sacrificio.;-))))

    Elvira Si es mi marido, sufrido él por tener que comer todo lo que se pone a la mesa, y como bien decian "lo de la mesa se come todo", y él obediente, hasta limpiar bien el plato, jajajaja

    Ana y Víctor Cuanta razón teneís, hay que salir y no volver por lo menos hasta bien entrada la noche, jajajaja.

    Gandalf El flotador de tu alrededor no sería yo?
    juajauajauaajau

    ResponderEliminar
  6. Estoy leyendo los comentarios y que risueña estoy esta noche, será por la hora.

    ResponderEliminar
  7. Por aquí ando trasteando en otras cocinas para ver que hay de rico.
    No he probado las gachas nunca, seguro que están muy ricas y sobre todo se puede mojar pan que me encanta.
    Gandalf lo de comer todo lo cocinado viene con el contrato matrimonial, así quee....jeje
    La verdad es que no se con que frecuencia se come en la cocina manchega, pero el consumo de almorta hay que tenerlo en cuenta por los riesgos que conlleva. En lugares con hambruna y en épocas de escasez; como la postguerra,en las que se dió mucho el consumo las secuelas han sido muy importantes.( Mis abuelos nos hablaron de ellas)
    Ayudó a sobrevivir en malas épocas pero como muy bien apuntas "ojo". En mi apreciación muy personal,aunque es un alimento sin gluten, yo no lo daría de comer a los niños.
    Por otro lado me parece un plato muy representativo de la comida tradicional.
    Hoy me levanté habladora ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Ya ha llegado la catalana que nunca ha probado las gachas jajaja. Siempre me ha hecho gracia su nombre.

    Es genial esto de ver comida de cada sitio, a mi me encanta. Tendré que investigar lo de la harina de "titos" que nunca lo había oído :)

    Genial lo de: "5 cucharadas con colmo" jajaja.


    glutoniana

    ResponderEliminar
  9. YoSusan, es cierto que el latirismo es una enfermedad que puede llegar a ser grave... pero hay que comer muchas gachas para que las almortas sean perjudiciales para la salud.

    Hay otras enfemedades ligadas al consumo excesivo de un alimento, como el "fabismo"...

    Al final, como en todo, los excesos no son buenos; pero sin abusar es un alimento muy sano que pueden consumirlo hasta los niños.

    Glutoniana, no me dirás que no resulta "gráfico" este sistema de medición de ingredientes.

    Es más, en mi casa siempre se decía que la correcta dosificación de la harina de almortas se consigue poniendo "una cucharada con colmo para cada uno y una para entre todos"

    ;-)

    ResponderEliminar
  10. Hola!!
    Aunque si conozco de oídas éste plato...nunca lo probé, más que nada, porque siempre que se mencionan en casa mi padre se pone malo (las comió en un viaje que hizo y de malo que estuvo, nunca más quiso verlas y él que es un gran comedor que no hay nada que se le cruce y no le eche mano, nos quedó grabado el tema.
    Si un día alguien de mi entorno las hiciera, las probaría sin lugar a dudas...pero poquito eh??
    Lo que no sabía, era que la harina de almortas son nocivas si se consumen a menudo.

    Bicosss

    ResponderEliminar
  11. Susan como todo con moderación. ;-)
    Bajoqueta te voy a tener que mandar un kilito de harina que la pruebes ;-))
    Marisa No te creerás cuando las probé yo.
    Como dicen, no te acostarás sin saber algo nuevo. ;-)))

    Besitos a todas.

    ResponderEliminar
  12. Conozco el plato por unos amigos manchegos... De hecho se siguen haciendo y ahora que pronto toca salir a varear aceitunas (no sé como anda el asunto este año de sequía por la zona).
    Gandalf.. si te sirve de consuelo mi maromito dice que él es el cubo de basura porque se come todo lo que sobra.

    ResponderEliminar
  13. Había visto otras recetas de gachas, pero nunca me había fijado en que tipo de harina se usaba. Imagino que la que se podía encontrar por la zona.

    Y si que es un plato de gente pobre: agarra la harina mas barata y dale sabor con un trocito de chorizo, bacalao seco, jamón o lo que tengas. En este caso, la fries, en otros, como el funche canario, usas agua. O tomas pan viejo y haces migas. Ojalá esos tiempos no se repitan y comamos gachas porque son sabrosas y no porque no hay mas nada que comer.

    ResponderEliminar
  14. Pikerita Hasta hace poco no sabia lo que significaba varear, en los Madriles no existen esas cosas y ahora hasta gachas para comer.
    Olmar por aquí la harina de Almortas, o "Pitos" es la que se suele usar para las gachas, aunque lo normal es comerlas cuando la gente va a la faena del campo, hoy en día se siguen comiendo.

    ResponderEliminar
  15. Ya mismo me sentaría a tu mesa con un montón de pancitos a probar esta delicia. Su aspecto (en las fotos) parece como la salsita para los nachos mexicanos , no?
    Gracias por compartir la receta y contarnos sobre sus ingredientes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Gracias Erika por tu visita y tu comentario.
    En mi mesa tienes un sitio ;-)

    ResponderEliminar

 

BLOGS "SIN GLUTEN"

BLOGS "GLUTANEROS"

NETWORKED BLOGS

¿QUÉ HORA ES?

WHOLE KITCHEN

Con la tecnología de Blogger.